LECHE DE ALMENDRAS

 

 

 

 

600 ML DE AGUA

1 TAZA DE ALMENDRAS

GASA

COLADOR

 

Esta leche se asemeja mucho en textura a la de vaca, con la ventaja de que está libre de colesrerol y lactosa, a parte de la gran cantidad de nutrientes que nos aportan las almendras, así como su poder alcalinizante del organismo. Por ello consumirla o usarla en nuestras recetas, es altamente saludable.

 

La ventaja de producirla nosotros mismos a parte de su precio más económico, es que a las comerciales le añaden aditivos y preservantes.

 

Para realizarla de la forma más fácil y conómica, sólo tienes que dejar las almendras a remojo desde la noche anterior, cuanto más tiempo más cremosa quedará la leche (si vas a dejarlas más de 12 horas hazlo en nevera). Entonces las enjuagarás y meterás en el vaso de la batidora junto con el agua, y lo licuas. El resultado lo cuelas con un colador fino al que le has colocado encima una gasa, que exprimirás a posteriori para obtener lo máximo posible. Y ya estará lista.

 

Los restos de las almendras son fibra, los puedes aprovechar para elaborar ricas galletas crudiveganas, patés o incluso queso.

 

Esta leche la puedes tomar a

sí misma, o endulzar con azúcar de coco, agave, o tu endulzante favorito.

 

Con cacao, o con miel y canela, en invierno es deliciosa. También te puede servir para tus batidos, helados y recetas.

 en redes sociales :

 

QUIERES ESTAR INFORMADO DE LAS  ULTIMAS NOVEDADES DE COCINACURATIVA, SIGUENOS EN FACEBOOK

 

 

 

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
©cocinacurativa ©Nerea de la Torre. Todos los derechos reservados. Contenido propiedad de su autor. Prohibida la reproducción total o parcial. ©Copyright 2018.