ALCACHOFA

 

Resultado de imagen de alcachofa


La alcachofa Cyynara scolymus L., se la conoce desde tiempos remotos con fines tanto alimenticios como terapéuticos. Ya en tiempo de Hipócrates se usaba para paliar patologías hepáticas. 


PROPIEDADES

 

TONIFICA EL HIGADO Y MEJORA SUS FUNCIONES

La alcachofa protege el hígado y ayuda a su recuperación en caso de enfermedad hepática ( hígado graso, ictericia, hepatitis, insuficiencia hepática, etc.) debido a su principio activo, la cinarina.

Por otro lado protege el hígado gracias a los ácidos cafeico, cafeolquínico, linoleico y oleico intervienen en su poder hepatoprotector.

La cinarina de las alcachofas favorece la función biliar ayudando a la digestión de las grasas. Ayuda a tratar dolencias como indigestión, dispepsia ,ictericia, gases o flatulencia.


Destaca su efecto colerético, es decir, de estimulación de la producción de bilis y expulsión de las grasas a través de la bilis. Aumenta la producción de bilis, así como su eliminación debido a la presencia de acido cafeico.


Las alcachofas constituyen uno de los principales colagogos. Se denominan colagogos aquellos principios medicinales que estimulan la vesícula biliar aumentando la expulsión de bilis. Por ello no son recomendadas en personas con piedras en la vesícula o con obstrucción de los canales biliares, ya que la estimulación de este órgano puede provocarles un cólico biliar. Esta recomendación incluye a los preparados medicinales de alcachofa, tales como las cápsulas o pastillas de alcachofa u otros suplementos de alcachofa.


GRASAS
Mejora la digestión de las grasas, por lo que resulta muy adecuado en personas que sufren de indigestiones.


DIURETICA
La alcachofa posee un alto contenido en potasio, lo que la hace un diurético muy eficaz. Favorece la eliminación de líquido en el cuerpo, por lo que resulta muy adecuada para personas con que sufren de retención de líquido, ácido úrico, enfermedades circulatorias, reumáticas, artritis, gota, etc. 

 

DIABETES
La inulina contenida en las alcachofas, es un tipo de fibra capaz de rebajar el nivel de azúcar en la sangre y de prevenir o ayudar a combatir la diabetes.
Las personas con diabetes deben añadir esta verdura habitualmente en su dieta ya que ayuda a controlar la absorción de los hidratos de carbono y reduce el índice glucémico de los alimentos.

 

HEMORROIDES
La alcachofa puede ayudar a tratar las hemorroides, si su causa es de origen hepático, por hipertensión portal o por enfermedades del hígado.

 

COLESTEROL Y TRIGLICERIDOS

Disminuye el colesterol y los triglicéridos en sangre.


ESTREÑIMIENTO
A nivel digestivo, la alcachofa fresca contiene mucha fibra, que ayuda a tratar el estreñimiento.


CANCER
Se ha demostrado la influencia que tienen los ácidos cafeico, pantoteico y los flavonoides que contiene la alcachofa en la prevención o mejoría de los procesos cancerosos. Ayuda en la prevención de ciertos tipos de cáncer como el cáncer de colon y el de mama.


ADELGAZAMIENTO
La alcachofa es muy útil en dietas de adelgazamiento, por su bajo nivel calórico, su gran aporte en fibra, y su acción de mejora de la eliminación de grasas del organismo. Se puede tomar a parte de cómo alimento, en múltiples formas de preparados existentes en el mercado con este fin.
Por otro lado al ser un buen drenante de grasas y mejorar la circulación, ayudará a la eliminación de celulitis.

 

PRECAUCIONES
No se recomienda el uso en el embarazo de preparados concentrados de alcachofa, existen estudios que contraindican su uso terapéutico durante la gestación, se puede consumir como alimento. Consulte a su médico antes de iniciar un tratamiento con alcachofa si está embarazada.

Nerea de la Torre

 en redes sociales :

 

QUIERES ESTAR INFORMADO DE LAS  ULTIMAS NOVEDADES DE COCINACURATIVA, SIGUENOS EN FACEBOOK

 

 

 

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
©cocinacurativa ©Nerea de la Torre. Todos los derechos reservados. Contenido propiedad de su autor. Prohibida la reproducción total o parcial. ©Copyright 2017- 2018.