CHUCRUT

 

 

El chucrut es uno de los fermentos más conocidos, debido a su rutinario uso en paisescomo Alemania, que lo han extendido al resto del mundo. Este proceso fermentativo de la col, es realizado por diferentes bacterias según el momento en el que se esté de ésta. Se puede hacer con cualquier tipo de col, verde, lombarda, blanca o mezclarlas incluso.


En la medicina china, ya desde hace miles de años, se recomendaba beber jugo de col fermentada para conservar la salud.


Es muy beneficiosa para nuestra flora intestinal por su gran contenido probiótico o bacterias beneficiosas.


Es rico en vitaminas A, B y C, además de minerales como hierro, calcio, fósforo y magnesio.


Aparte de su gran beneficio a nivel intestinal por su aporte probiótico,  aporta gran cantidad de enzimas que son necesarias para el mantenimiento de nuestra salud. Las enzimas son mediadores de reacciones químicas, que según vamos envejeciendo se van gastando, por lo que si las suministramos de forma exógena en cierta medida ahorraremos las propias.


Es un gran depurativo, por lo que es muy recomendable su consumo en enfermedades como artritis o gota. Todos sabemos que las crucíferas son protectoras frente al cáncer, pues hay estudios que demuestran que tras el proceso fermentativo esas propeades aumentan.


PREPARACION COCINACURATIVA


Para la preparación de nuestro chucrut necesitaremos botes de cristal, y las proporciones son de por 1kg de col, 1.5 cucharada de sal marina.

 

Cortamos la col finita, lo mas finita que podamos, y la vamos poniendo en un bol, añadimos la sal, y empezamos a masajearla con fuerza, como si amasaras pan, unos 10 minutos, hasta que cambe de textura. Veremos que de ser tiesa pasa a ser blandita  manejable, y que irá soltando agua.

 

Una vez que tengamos esa textura, la enfrascaremos con la precaución de ir presionando muy bien el contenido, ya que debemos dejar el menor aire posible, y rellenaremos los botes hasta arriba.

 

Lo dejaremos reposar en un lugar oscuro durante 4 u 8 semanas. Según la temperatura tardará más o menos tiempo. Yo suelo ponerles servilletas de papel debajo y poner los botes en una bandeja, porque al fermentar generan gas, y se rebosará algo de liquido. Pasado ese tiempo, lo metes en la nevera,  para parar así el proceso fermentativo. Y puedes conservarlo en la nevera meses hasta que lo abras.

 

Es muy sencillo, así que incorpora probióticos y enzimas a tu vida.

 

© Nerea de la Torre

 

 en redes sociales :

 

QUIERES ESTAR INFORMADO DE LAS  ULTIMAS NOVEDADES DE COCINACURATIVA, SIGUENOS EN FACEBOOK

 

 

 

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
©cocinacurativa ©Nerea de la Torre. Todos los derechos reservados. Contenido propiedad de su autor. Prohibida la reproducción total o parcial. ©Copyright 2018.