COLESTEROL

 

En la actualidad, el tener colesterol elevado es algo tan común que casi se ve como normal, mientras que no sean niveles muy elevados. El estilo de vida sedentario, y los malos hábitos alimenticios que se basan en procesados, refinados, grasas, proteína animal, lácteos, precocinados, bollería, fast food, etc, hace que sea tan habitual. Muchos estudios ponen de manifiesto la relación directa existente entre el consumo de grasas saturadas y el riesgo cardiovascular.

 

El colesterol, en realidad, es un lípido de la sangre que es necesario para la realización de un normal funcionamiento orgánico, ya que a partir de él se generan otros compuestos indispensables para la vida. ¿Entonces cual es problema? Resulta que este precursor tiene dos clases, el HDL y  LDL, “bueno” y “malo” respectivamente, la diferencia entre ellos es su peso molecular, por lo que el malo como pesa poco será como globitos llenos de helio que se atascan en las paredes de las arterias cuando hay un sobrerelieve, sin embargo, los otros son eficazmente arrastrados por el torrente, e incluso a veces se llevan alguno de estos ‘globitos’. El problema es que cuando se unen varios ‘globitos’, se le unen también plaquetas y entonces se va obstruyendo el vaso, dependiendo de donde esté ese vaso, la repercusión del tapón será más o menos importante, ya que podría interrumpir el flujo de sangre produciendo isquemia, muerte celular, si es el cerebro o un vaso del corazón será de gravedad. También puede ocurrir que ese tapón se desprenda,  viaje por el cuerpo hasta llegar a un vaso por el que no quepa y quede atascado, y tendremos de nuevo isquemia por falta de oxigeno, de ahí los tromboembolismos, etc

 

Bueno, ahora que hemos entendido la gravedad del problema, vamos a ver las medidas para solucionarlo y evitar sus complicaciones.

 

RECOMENDACIONES COCINACURATIVA

 

Para empezar, la primera medida para evitar la hipercolesterolemia, o reducir sus índices, es tener una alimentación baja en grasa saturada y colesterol. De ahí la importancia de eliminar embutidos, mantequilla, bollería, fritos, lácteos enteros o ricos en grasas, embutidos y carnes grasas, procesados, refinados, fast food,… y limitar las carnes blancas si se consumen. Reducir todos los alimentos procedentes del mundo animal, es una medida eficaz para esta patología, ya que son ricos en grasa saturada, y son los únicos alimentos que contienen colesterol. El colesterol sólo existe en los alimentos de origen animal. Existen vegetales como el aceite de coco que tienen grasa saturada, es uno de los pocos que las tienen, pero a diferencia de las de los animales, éstas nos ayudaran a bajar “el malo” y elevar “el bueno”. Si no eres vegetariano, es preferible el consumo de pescado azul al de carne, beneficioso por su contenido en ácidos omega 3.

 

Es importante aumentar el consumo de alimentos como legumbres, frutas, verduras, cereales integrales, como arroz y avena, trigo sarraceno, quinoa,… la inclusión de fibra es muy relevante ya que va a hacer disminuir la absorción de grasas y el nivel de colesterol.

 

La cúrcuma también baja el HDL ‘malo’, por lo que es bueno incluirlo en nuestra dieta.

Importante incluir aceite vegetal en la dieta, como el de oliva, onagra o coco, ya que disminuyen el colesterol en sangre.

Tomar semillas ricas en mucílagos como la chía y el lino.

Incluir germinados como los de alfalfa que ayudaran a bajar el colesterol.

Consumir frutos secos, no fritos ni procesados, en crudo ya que son muy beneficiosos, como por ejemplo nueces.

El alcohol también tendrá un efecto perjudicial en los niveles de colesterol, así como el tabaco.

Aumentar  la toma de agua, alrededor de 1.5 litros diarios.

Por otro lado, la práctica de un deporte regular, es fundamental para el tratamiento de esta patología. El sedentarismo es uno de sus principales aliados.

 

FITOTERAPIA

 

El ajo será un alimento medicamento, que en este caso tiene efectos beneficioso, ya que mejora la circulación y reduce el colesterol, así que es de importancia incluirlo en la dieta en caso de hipercolesterolemia.

 

Existen algunas hierbas que nos ayudaran con la regulación de nuestro colesterol, podemos incluirlas en nuestra dieta simplemente en infusión.

 

El cardo mariano ayuda en la eliminación de grasas, y a reducir el colesterol y los triglicéridos , con múltiples beneficios a nivel hepático.

Diente de león nos ayuda en la eliminación de grasas

Alcachofera ayuda en la eliminación de grasas

Espino blanco puede ser de gran interés si tiene como sobreañadido HTA, ya que ayuda a su control. Si esta en tratamiento farmacológico, consulte a su médico antes de iniciar la toma. Precaución si tiende a la hipotensión.

 

 

PRECAUCIONES

 

Si está en tratamiento farmacológico, consulte con su médico antes de iniciar un tratamiento fitoterápico por posibles interacciones.

© Nerea de la Torre

 en redes sociales :

 

QUIERES ESTAR INFORMADO DE LAS  ULTIMAS NOVEDADES DE COCINACURATIVA, SIGUENOS EN FACEBOOK

 

 

 

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
©cocinacurativa ©Nerea de la Torre. Todos los derechos reservados. Contenido propiedad de su autor. Prohibida la reproducción total o parcial. ©Copyright 2018.