REMOLACHA

 

 

La remolacha, betarraga o betabel (Beta vulgaris L.) es una planta de la familia de las Amarantáceas, el cual es un alimento antiguo, prehistórico que crecía de forma natural a lo largo de las costas del norte de África, Asia, y Europa. Originalmente, eran las hojas de remolacha las que se consumían; la raíz de remolacha roja y dulce que la mayoría de las personas conoce como "remolacha o betabel" se empezó a cultivar en la época de la antigua Roma, luego Napoleón fue el responsable de declarar que la remolacha podía ser utilizada como una fuente principal de azúcar después de que los británicos restringieron el acceso a la caña de azúcar.

 

 

Existen varios tipos de remolacha, por ello hay que diferenciarlos bien porque sus cualidades nutricionales y medicinales varían. Entre sus variedades, destacan la remolacha roja y la remolacha blanca o remolacha alargada. Ambas son muy ricas en azúcar, que es mucho más asimilable que el de la caña de azúcar. También son muy ricas en almidón. Ambas poseen raíces comestibles y sus hojas se pueden usar como verdura.

 

Pero aparte de ser mucho más sabrosa, la remolacha roja es la que se destina generalmente a la alimentación como hortaliza fresca, mientras que la blanca o remolacha azucarera, ya a menudo transgénica, se destina fundamentalmente a la producción de azúcar o a la alimentación animal. Por otro lado la remolacha roja es la más interesante por sus propiedades medicinales y su contenido en fibras y fitoquímicos antioxidantes. 


Remolacha o betabel, un alimento muy saludable del que no deberíamos prescindir: es energética muy aconsejada en casos de anemia, enfermedades de la sangre y convalecencia debido a su alto contenido en hierro, folatos , antioxidantes y fibra, también nos aporta vitaminas C y B, potasio y carotenos.

 

¿CÓMO COMERLA?

La remolacha se puede comer en crudo en ensaladas (tanto las hojas como la raíz) o cocida, pero mantiene mejor las propiedades cuando está cruda. Al cocinarla es mejor hacerlo conservando la piel y retirársela a posteriori. Se desaconseja comprarla envasada pues entonces habrá perdido gran parte de sus propiedades nutricionales y lleva muchos “ingredientes” adicionales no aconsejables para nuestra salud. También se puede consumir en conserva si es casera. Tanto la raíz como las hojas nos aportaran todos sus nutrientes si los consumimos en forma de licuados o batidos. También se pueden deshidratar obteniendo unos chips de remolacha riquísimos, tomar en forma de hummus de remolacha, o incluso utilizar en postres crudiveganos como nuestra tarta de remolacha. Como ves, el abanico de opciones es enorme.

 

Si quieres saber más, visita nuestras maravillosas recetas curativas, tanto vegetarianas como crudiveganas, donde encontrarás éstas y muchas más.

 

 

PROPIEDADES


NUTRIENTES Y FIBRA

Contiene vitaminas del grupo B, tales como la B1, B2, B3, B6, también contiene vitamina C, potasio, carotenos, además de azucares en forma de sacarosa, aparte de ser gran fuente de ácido fólico.
Contiene antioxidantes y fibra lo cual le darán propiedades muy beneficiosas para el organismo.


ANTIOXIDANTE
La remolacha contiene compuestos fenólicos, como los flavonoides, proporcionándole un gran poder antioxidante, incluso una vez cocida. La remolacha contiene tres veces más compuestos fenólicos que la carne, el brócoli y la espinaca.

 

ANTICANCERIGENA
Se ha demostrado que la ingestión de esta planta inhibe y previene la aparición o el crecimiento de tumores cancerígenos, tal como constató el doctor húngaro Alexander Frerenegi en sus experimentos llevados a cabo en animales y personas.

En sus experimentos, aquellos que comían mucha remolacha desarrollaban muchos menos tumores que los que no lo hacían, y los enfermos de cáncer mejoraban y resistían durante más tiempo a la enfermedad si comían remolacha cruda o polvo de remolacha.

 

Los poderosos fitonutrientes que le proporcionan a las remolachas su color carmesí pueden ayudar a evitar el cáncer. Las investigaciones han demostrado que el extracto de remolacha reduce las formaciones tumorales en los órganos de diversos modelos animales cuando se administra en el agua potable, mientras también se está estudiando para su uso en el tratamiento contra el cáncer de páncreas, mama y próstata en los humanos.
Por lo tanto destaca por ser un potente anticancerígeno, virtud que deriva de su riqueza en flavonoides, principalmente por el pigmento rojo betanina o betacianina.

La betaína de la cual es fuente única la remolacha seria un nutriente que ayudará a proteger las células, proteínas y enzimas del estrés ambiental. 


Así pues, resulta muy interesante comer este alimento crudo en combinación con otras plantas que ayuden a depurar el organismo y prevenir esta enfermedad: tomates, cebollas, brócoli o pepinos, por ejemplo.


ANEMIA
La remolacha constituye un muy buen mineralizante del organismo y es un excelente antianémico.

La remolacha es rica en hierro ( 0,8mg de hierro por 100g de remolacha) y vitamina C (que aumenta la absorción del hierro vegetal), lo que la hace su consumo muy interesante para las mujeres que precisan de un aporte superior de este aporte mineral, fundamentalmente durante el embarazo y en caso de padecer menstruaciones muy abundantes.
Esto la hace un alimento de relevancia para la producción de hemoglobina, pues la ingestión de remolacha es uno de los alimentos antianémicos más descritos en los diferentes tratados de medicina natural. Se hace también adecuada en otros momentos como la presencia de anemias, leucemia o transfusiones.

 

FORTALECE SISTEMA INMUNITARIO
El gran aporte de folatos de la remolacha, ayudarán en la formación de glóbulos rojos y blancos, permitiendo al organismo generar anticuerpos para fortalecer tu sistema inmunológico.


REGULA TENSIÓN ARTERIAL
Beber jugo de betabel o remolacha puede ayuda reducir la tensión arterial según recientes estudios. Estos son los resultados de dos estudios realizados por investigadores de la Unidad de Hugh Sinclair de Nutrición Humana, y el Instituto de Investigación Cardiovascular y Metabólica (ICMR), que forman parte de la Universidad de Reading, Reino Unido, que encontraron este beneficio en el consumo de jugo de remolacha.
El oxido nítrico ayuda a relajar y dilatar los vasos sanguíneos, mejorando el flujo sanguíneo y disminuyendo la presión arterial. Los nitratos de origen natural de la remolacha, se convierten en óxido nítrico en el cuerpo, generando este efecto.

 

ANTIINFLAMATORIA
La betaína de la remolacha, ayuda a proteger las células, proteínas y enzimas del estrés ambiental. También se sabe que puede ayudar a combatir la inflamación, proteger los órganos internos, mejorar los factores de riesgo vascular, mejorar el rendimiento, y es probable que ayude a prevenir numerosas enfermedades crónicas. Según el World's Healthiest Foods:
La presencia de [betaína] en nuestra alimentación se ha asociado con niveles más bajos de varios marcadores inflamatorios, incluyendo proteína C reactiva, interleucina-6, y factor de necrosis tumoral alfa. Como grupo, las moléculas anti-inflamatorias que se encuentran en la remolacha pueden eventualmente proporcionar beneficios cardiovasculares en estudios humanos a gran escala, así como beneficios anti-inflamatorios para otros sistemas del cuerpo”.

 

DESINTOXICANTE
Los pigmentos betalin en remolacha apoyan el proceso de desintoxicación de su cuerpo, que se lleva a cabo cuando las toxinas se unen a otras moléculas para que puedan ser excretadas del cuerpo. Tradicionalmente, la remolacha era valorada por su apoyo para la desintoxicación y ayuda para purificar la sangre y el hígado.


HIGADO
El hígado necesita antioxidantes para llevar a cabo los procesos de desintoxicación y solubilización de tóxicos. Estos procesos permiten que los tóxicos puedan ser eliminados.

 

Por su contenido en antioxidantes (betalaínas, entre los que se encuentran betacianinas como la betanina y las betaxantinas), la remolacha ayuda al hígado en su función depurativa, hecho que lo hace muy interesante para que sea consumido por enfermos de hígado y en procesos de dietas para limpiar el hígado.

 

El jugo fresco de remolacha se utiliza en el tratamiento natural del colesterol, hígado graso, la hepatitis y la cirrosis. Por su elevado contenido en potasio, la remolacha es un alimento muy adecuado para los que sufran del corazón y de retención de líquidos, por lo que deberían comerlo habitualmente las personas con obesidad o quienes pretendan rebajar peso. La remolacha depura la sangre al resultar alcalinizante.

 

ANTIENVEJECIMIENTO

Nos ayudará a mantenernos jóvenes durante más tiempo, ya su consumo nos aporta flavonoides, antioxidantes, oxido nítrico y  ácido fólico siendo de los vegetales de mayor aporte en este, lo que resulta ideal para prevenir enfermedades del corazón, mejorar la circulación y para la producción de glóbulos rojos, lo que le dará este beneficio anti aging. 

 

Otro de los elementos rejuvenecedores de la remolacha es el silicio, muy importante para la buena salud de los huesos, las arterias y la piel.
El consumo de este vegetal hará que nuestra piel tenga un aspecto más joven y más sano.

 

DEPORTE
Muchos deportistas aprovechan las propiedades antioxidantes, energéticas y vasodilatadoras de la remolacha para aumentar su rendimiento físico.. Según los resultados de diversos estudios, las personas que bebieron jugo de remolacha antes del ejercicio fueron capaces de hacer ejercicio durante un máximo de 16 por ciento más. Este  beneficio también sería atribuido a  la conversión de nitratos en óxido nítrico, que pueden reducir el costo de oxígeno del ejercicio de baja intensidad, así como mejorar tolerancia al ejercicio de alta intensidad


DEPRESIÓN Y BUEN HUMOR
Su participación en la producción de la hormona dopamina, que nos previene del malhumor y de los síntomas depresivos.


PREBIOTICO
Las pectinas de la remolacha estimulan el crecimiento de Bifidobacterium, Bacteroides y Lactobacillus, y disminuyen el de Clostridium, por lo que se podrían considerar como potenciales prebióticos. 

 

ESTREÑIMIENTO

Hay que destacar su riqueza en fibras muy  beneficiosa para el intestino y prevenir el estreñimiento.

Es muy digestiva e incluso ayuda a asimilar el resto de alimentos, ya que su riqueza en rubidio incrementa los jugos gástricos. Hay que sumarle los beneficios de su efecto prebiótico que ayuda a mejorar la composición de la flora intestinal.

Por sus propiedades antiinflamatorias, el jugo de remolacha se recomienda en enfermedades intestinales que cursen con inflamación: Crohn, colitis ulcerosa, colon irritable, etc.

 


 
BENEFICIO DE LAS HOJAS DE REMOLACHA
Las hojas verdes de la remolacha o betabel son más saludables en muchos aspectos que la propia raíz. Se pueden comer crudas o cocidas, en licuados o ensaladas.  Además de aportar clorofila que no contiene la raíz, aporta nutrientes importantes como proteínas, fósforo, zinc, fibra, vitamina B6, magnesio, potasio, cobre,  manganeso,  vitamina A, vitamina C, calcio y hierro. Pero las cantidades son distintas a las de la raíz. Teniendo casi nada de azúcar, tienen 6 veces más calcio que la raíz, tres veces más hierro, tres veces más magnesio, cinco veces más vitamina c, casi 400 más de vitamina k y 6000de vitamina A, teniendo en contraproducencia menos folatos.

Las hojas de remolacha en realidad tienen más hierro que las espinacas, así como un valor nutricional más alto en general que la misma raíz remolacha.
Por lo que las hojas de remolacha nos ayudarán a prevenir la osteoporosis al aumentar la resistencia ósea, combatir la enfermedad de Alzheimer, fortalecer su sistema inmunológico al estimular la producción de anticuerpos y glóbulos blancos, entre otros muchos beneficios.
Así que la próxima vez que vayas a tu mercado de confianza, pide tus hojas de remolacha, no las deseches ya que estarás desperdiciando una autentica fuente de salud.

 

 

PRECAUCIONES

La remolacha roja es muy rica en oxalatos, por lo tanto puede resultar poco conveniente para las personas a los que los cristales de oxalato puedan resultar especialmente perjudiciales, como los artríticos y gotosos.

También deberían ser prudentes en su utilización aquellas personas que tengan tendencia a producir piedras en los riñones, puesto que su riqueza en oxalatos, al igual que ocurre con las espinacas, no beneficia a este órgano en absoluto. Los oxalatos pueden formar cristales de calcio (oxalato cálcico) y acumularse en los riñones formando piedras.

Para reducir el contenido de oxalatos de este alimento es conveniente hervir la remolacha y desechar el líquido resultante. También contrarrestamos los efectos de los oxalatos si combinamos la remolacha con alimentos ricos en calcio ( el calcio de los alimentos inactiva el ácido oxálico). 

 

EFECTOS SECUNDARIOS
La orina puede adquirir color rojo o rosa como consecuencia del contenido en betaína de la raíz.

 

Nerea de la Torre

 en redes sociales :

 

QUIERES ESTAR INFORMADO DE LAS  ULTIMAS NOVEDADES DE COCINACURATIVA, SIGUENOS EN FACEBOOK

 

 

 

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
©cocinacurativa ©Nerea de la Torre. Todos los derechos reservados. Contenido propiedad de su autor. Prohibida la reproducción total o parcial. ©Copyright 2017- 2018.