INTOLERANCIA AL GLUTEN

 

Independientemente de que el análisis de sangre para valorar si tienes celiaquía diera negativo, es posible que si has estado padeciendo los síntomas que te han hecho pensar que podría ser esta la causa, lo que tengas sea una intolerancia al gluten. 


A continuación te muestro los signos más comunes de la intolerancia al gluten.

 

Síntomas gastrointestinales

La intolerancia al gluten se puede manifestar con signos y síntomas en todo el cuerpo, pero los gastrointestinales son especialmente comunes. Sobre todo es más acusado en lactantes y niños. Estos incluyen la distensión abdominal, presentando un abdomen globuloso, dolor abdominal, gases, disminución de apetito, diarrea, estreñimiento, nauseas o vómitos. 
Los síntomas se pueden presentar de manera aislada o un conjunto de ellos, dependiendo de la sensibilidad de cada persona el que presente o unos u otros. Por ello es tan complicado el diagnóstico, y por otro lado también lo complica el que se puedan confundir con patologías relacionadas con enfermedad inflamatoria intestinal, colon irritable, Crohn, etc.


Migrañas

Los dolores de cabeza pueden ser síntoma de numerosas enfermedades. Pero si la migraña se inicia en un periodo de una o dos horas tras la ingesta del alimento con contenido en gluten, es altamente indicativo de sensibilidad al gluten no celiaca.


Queratosis pilaris

También conocido como ''piel de pollo'' en la parte posterior de los brazos. Esto se debe a la deficiencia de ácidos grasos y  de vitamina A secundaria a mala absorción de la grasa provocada por el gluten al dañar el intestino.


Dermatitis

La dermatitis herpetiforme es un tipo de dermatitis que se puede producir si se tiene intolerancia al gluten. Los anticuerpos liberados por la ingestión de gluten se depositan bajo la primera capa de la piel, causándola, llegando a incluso formar ampollas o picazón. Esta condición puede ser el único signo de intolerancia al gluten en algunas personas. Los síntomas incluyen parches de picor en la piel que a menudo son dolorosos al tacto. La erupción puede convertirse en áreas elevadas de la piel que se convierten en ampollas pequeñas y acuosas que son muy pruriginosa.

Problemas de la piel desarrollan comúnmente en los codos, rodillas, glúteos, cara, cuero cabelludo y los hombros. La solución sería llevar una dieta libre de gluten.


La pérdida o aumento de peso inexplicado

La intolerancia al gluten puede provocar irritación intestinal o alteraciones en la permeabilidad de este, por lo que puede haber una mala absorción intestinal y con ella pérdida de peso o enfermedades carenciales. Por otro lado puede generar una inflamación sistémica y un consiguiente aumento de peso. La eliminación del gluten de la dieta puede llevar a la recuperación del normopeso.

 

Fibromialgia

Algunos expertos médicos creen que la fibromialgia es un síntoma, no una enfermedad. La inflamación del tejido conectivo es una de las señales más fuertes de la intolerancia al gluten. En esencia, el cuerpo piensa que el gluten es un enemigo y enviará anticuerpos para destruirlo. Estos anticuerpos destruyen el revestimiento del estómago y los intestinos. Al igual ocurre con  las articulaciones ya que la inflamación puede presentarse en cualquier parte del cuerpo, provocando por lo tanto dolor. Si un médico te ha diagnosticado fibromialgia, sería muy recordable hacer una dieta libre de gluten por un mes y ver si mejoran los síntomas.


Fatiga extrema

El gluten puede contribuir a sentimientos de pesadez y cansancio de varias maneras diferentes. Cuando el cuerpo está en un estado de inflamación continuo y de gasto de recursos frente a las proteínas del gluten, que es a expensas de las reservas de energía disponibles, puedes llegar a sentir esta fatiga extrema, o de que no descansas lo suficiente aunque duermas las horas recomendables.


Depresión y ansiedad

Los síntomas de la depresión pueden incluir sentimientos de desesperanza, falta de interés, falta de energía, cambios en el apetito, cambios en el sueño, la ira, y mucho más. Sin embargo, a menudo causas subyacentes de la depresión no son investigados.

 

La investigación confirma ahora que la enfermedad celíaca y la intolerancia al gluten están ligados a los trastornos de depresión, ansiedad y estado de ánimo. Una vez que se elimina el gluten de la dieta en la persona con sensibilidad, la depresión y la ansiedad pueden ser resueltos.

 

Los síntomas de la ansiedad a menudo van de la mano con la depresión que le hace muy difícil relajarse y pensar con claridad. Algunos pueden experimentar sensaciones de pánico, pérdida de control, con el corazón acelerado, dolor en el pecho, dificultad para respirar o sensación de desmayo.


Pensar con claridad

Los investigadores en un estudio realizado en 2002 en el Journal of Neurology, Neurocirugía y Psiquiatría, encontraron que puede haber reactividad cruzada significativa de anticuerpos IgG al gluten y otros anticuerpos diferentes, lo que podría dar lugar a nebulosidad mental. Estos anticuerpos también pueden causar la inflamación que puede agravar aún más la condición. Por esa causa te sentirás incapaz de pensar con claridad.


Síntomas neurológicos

Algunas personas con esta intolerancia comienzan a experimentar diferentes síntomas neurológicos que realmente pueden inhibir su capacidad de funcionar. Cosas como la sensación de pérdida del equilibrio, puede producirse una reducción en la coordinación y episodios de mareos. Todos estos ocurren generalmente dentro de aproximadamente una hora después de una ingesta que contenga gluten.


Enfermedades Autoinmunes

Debido a la inflamación y la exposición prolongada al gluten puede poner el cuerpo en estado de alerta, y por ello enfermedades autoinmunes se desarrollan con frecuencia en personas con intolerancia al gluten, como por ejemplo lupus, psoriasis, artritis reumatoide, colitis ulcerosa, la esclerodermia, la tiroiditis de Hashimoto, y esclerosis múltiple.


Cuestiones hormonal

Diferentes problemas hormonales pueden ocurrir como resultado de una intolerancia al gluten. Actualmente se está estudiando la posible relación entre esta intolerancia y síndrome de ovario poliquístico, síndrome premenstrual y la infertilidad sin explicación. 


Si tienes alguno, o varios de estos síntomas, y sospechas que puedes ser intolerante al gluten, lo principal sería acudir a tu medico y realizarte las pruebas de intolerancia al gluten o celiaquía. Si ambas son negativas, puede ser que lo sigas siendo pero dé un falso negativo, si deseas salir de dudas lo recomendable es una dieta de eliminación de gluten durante un mes, y valorar si los signos y síntomas mejoran.

 

 © Nerea de la Torre

 

 en redes sociales :

 

QUIERES ESTAR INFORMADO DE LAS  ULTIMAS NOVEDADES DE COCINACURATIVA, SIGUENOS EN FACEBOOK

 

 

 

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
©cocinacurativa ©Nerea de la Torre. Todos los derechos reservados. Contenido propiedad de su autor. Prohibida la reproducción total o parcial. ©Copyright 2017- 2018.