DIETA ALCALINA

 

Nuestro cuerpo es una máquina perfecta, una obra de ingeniería perfectamente engrasada. Tan complejo que a día de hoy mucho de desconoce sobre él.  

 

Tiene una  capacidad adaptógena espectacular. Durante años podemos abusar de él, sin que nos percatemos de los daños que estamos ocasionando. Podemos tener estrés mantenido en el tiempo, alimentarnos con procesados y refinados, ser sedentarios, ingerir tóxicos, que él paliará los efectos negativos de ésto y compensará estos abusos. Pero llega un momento en que se satura, y se agotan las vías de compensación, a partir de aquí empezaremos a percatarnos de pequeños cambios en nuestro organismo. Algunos tan insignificantes, que ni si quiera nos daremos cuenta. Pero con el paso del tiempo, si mantenemos la situación, y no revertimos el proceso, aparecerá la enfermedad.


Estos abusos acidifican nuestro organismo. Este debe mantener un pH adecuado para su correcto funcionamiento y mantenimiento de sus actividades metabólicas. Por lo que esta función es prioritaria, al ser vital para él, y si provoca daños colaterales para ello, lo hará, ya que es imprescindible para la supervivencia.


Lo bueno es, que nuestro organismo es una máquina tan perfecta, que se regenerará si ponemos los medios adecuados y el entorno para ello. Cada día se regenera, ya que mueren células y éstas deben ser repuestas, por lo que si creamos unas condiciones ambientales idóneas, y le damos material de construcción adecuado podrá dañar los daños ocasionados. Todo hasta un cierto punto claro, ya que hay un momento en que esto será irreversible.

 

Por ello, es importante asumir la responsabilidad de nuestra salud. Tienes un cuerpo que te acompañara durante toda la vida, y hará que ésta sea de calidad y puedas disfrutarla al máximo,  por lo que cuídalo, es tu bien más preciado.


El medio interno tiende a un pH de 7.365, aproximadamente. El organismo intentará mantenerlo entre 7.3 y 7.45, oscilando en ese rango, si el pH bajara de 7 moriríamos, por lo que siempre está luchando para que esté en el nivel adecuado. Él es eficaz en su tarea, y esto lo realiza con el menor número de recursos posibles. Estos recursos son los minerales, que le ayudarán a mantener ese equilibrio.


El problema está en que cuando mantenemos hábitos no adecuados y acidificantes, como malos hábitos alimenticios, estrés, sedentarismo, hábitos tóxicos como alcohol y tabaco, no respetamos las horas de sueño, y abusamos de él y sus capacidades, llegará un momento que no realizará estas funciones con la mayor economización de recursos, puesto que tendrá que aumentar estos para poder paliar los efectos negativos de dichos abusos. Esto a la larga, producirá las patologías hoy en día tan comunes en nuestro medio debido al estilo de vida moderno, como son hipertensión, diabetes, cardiopatías, colesterol, ACV, osteoporosis, artritis, psoriasis, cáncer, …,  entre otras, que tienen causa directa en este motivo.


Por ello, la solución  es favorecer los medios para que se den las condiciones adecuadas que favorezcan sus funciones y bienestar. Esto se lleva a cabo con un estilo de vida alcalino.


Un estilo de vida alcalino incluye bienestar físico, mental y psicológico. Teniendo como uno de los pilares fundamentales para ello la alimentación. La alimentación hoy en día se basa en productos acidificantes del organismo. Productos procesados, comida fast food, precocinados, harinas procesadas, azúcar refinado, colorantes, conservantes, refrescos, edulcorantes, carnes, embutidos, lácteos, bollería industrial, aceites refinados, fritos,… en fin, un montón de sustancias que en nuestro organismo tienen un efecto devastador, y que ni reconoce como alimentos ya que están desnaturalizados. Por lo que a la larga producirán daños en éste. Al mismo tiempo, todas estas sustancias harán que nuestro pH disminuya, por lo que acidificarán el organismo con sus consecuencias a corto plazo, dolores de cabeza, contracturas, cansancio, catarros recurrentes,…


Sin embargo los alimentos alcalinos nos llenarán de vitalidad, ayudarán y facilitarán las labores metabólicas y regenerativas de nuestro organismo. Y nos harán prolongar nuestra vida sin enfermedad y con calidad de vida.


Estos son las verduras sobretodo crudas, hojas verdes, frutas incluidas las frutas ácidas (pomelos, limones, naranjas, kiwis, piña...), ya que, aunque son ácidos, tienen una acción alcalinizante en nuestro organismo, semillas, frutos secos, algas, geminados, legumbres, cereales, miel,….a grandes rasgos, porque aunque algunos de los presentes dentro de estos grupos tenga una ligera tendencia acidificante, nunca lo será tanto como los antes nombrados. Por su puesto,  de origen ecológico sería lo más adecuado.


Por lo tanto, si basamos nuestra dieta en estos alimentos, a parte de mantener un organismo libre de tóxicos, crearemos un entorno idóneo para su correcto funcionamiento, mejorando nuestra calidad de vida y evitando a la enfermedad.

 

                                                                                                                                                                     

 © Nerea de la Torre

 en redes sociales :

 

QUIERES ESTAR INFORMADO DE LAS  ULTIMAS NOVEDADES DE COCINACURATIVA, SIGUENOS EN FACEBOOK

 

 

 

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
©cocinacurativa ©Nerea de la Torre. Todos los derechos reservados. Contenido propiedad de su autor. Prohibida la reproducción total o parcial. ©Copyright 2017- 2018.