ALIMENTACION SANA Y CONSCIENTE

 

 

La importancia de una alimentación sana en el mantenimiento de la salud o recuperación de ésta una vez perdida, es un pilar fundamental. El equilibrio físico y mental se logra en parte tomando conciencia de la alimentación, aunque hoy en día no se le haya dado la relevancia que realmente tiene.

 

El por qué de una alimentación sana y consciente, radica en la magnitud que alcanza ésta, en la nutrición de nuestras células y nuestro bienestar tanto físico como mental. Al igual que necesitamos nutrirnos, deberemos hacerlo esta manera, para tomar consciencia de lo que estamos haciendo formar parte de nuestro organismo.

 

Alimentarnos es un hecho que realizamos tres veces al día mínimo, es un acto en el cual introducimos sustancias en nuestro cuerpo que van a ser absorbidas por nuestro organismo para pasar a formar parte de nuestras células. Un hecho tan banalizado es fundamental para el desarrollo de una vida plena y sana. Dependiendo de lo que introduzcas en tu organismo así será tu salud y consecuentemente tu bienestar físico y mental, así como la salud de tus células. Durante mucho tiempo puedes alimentarte de sustancias tóxicas  o no nutritivas, y tienes en tu poder una máquina tan prodigiosa, tan perfecta como es el cuerpo humano, que será capaz de compensar tus excesos. Pero llega un momento en el que ya no será capaz,  empezará a acumular sustancias tóxicas, y a la larga a manifestará los síntomas de tales intoxicaciones.

 

Hoy en día estamos en una sociedad que no es consciente de la importancia de la alimentación tiene en sus vidas y del papel fundamental que juega esta para el mantenimiento o recuperación de su salud. Cuando el organismo se satura de sustancias tóxicas estas manifestarán patología de diferentes formas, por ejemplo puede salir el exceso de ácido a través de la piel y entonces tendrás psoriasis, por este motivo no funcionan los tratamientos tópicos ya que el origen es más profundo, es sistémico por acumulación de tóxicos, deberás limpiar tu organismo para eliminar este síntoma de intoxicación que es la psoriasis, en este caso. Igual ocurre con enfermedades tan comunes como el cáncer, la hipertensión, diabetes, enfermedades cardiovasculares, lupus u otras enfermedades autoinmunes, etc. Actualmente con los avances médicos del siglo X de la higiene, lavado de manos, descubrimiento del antibiótico, etc, hemos logrado paliar las muertes por infección, por lo que nuestra vida se podría prolongar exageradamente. Lo vimos en las generaciones de nuestros abuelos, llegaron a cifras de gran longevidad, ya que a pesar de pasar necesidades, y tener menos disposición de todo tipo de alimentos, tenían una alimentación sana, no conocían los productos procesados, y comían gran cantidad de frutas y verduras, legumbres,… y escasa cantidad de carne porque no se podía acceder a ella, considerándose artículo de lujo. Hoy en día a pesar de tener todas las facilidades del mundo para acceder a todos los grupos alimentarios, estamos en una sociedad donde prima la obesidad, las carencias alimenticias, y un fenómeno curioso, que son los obesos desnutridos. Como puede ser esto posible, es muy sencillo, entramos en un supermercado que es un lugar que consideramos seguro, tanto para nosotros como para nuestra familia, y tenemos a nuestro alcance gran cantidad de “alimentos”, pensamos que todo lo que metemos en nuestro carrito para alimentar a nuestra familia es seguro, desde las compotas o leches infantiles, hasta una pieza de fruta, sin embargo lo que tenemos es una gran cantidad de azúcar refinado, pesticidas y tóxicos. Un reciente estudio realizado por la ONG francesa Generations Futures ha demostrado que el cien por cien de los cereales de desayuno*, cosa que consideramos saludable, tienen tóxicos y pesticidas en su composición, siendo el 60% de estos tóxicos sospechosos de ser disrruptores del sistema endocrino, pudiendo causar grandes problemas de salud como disminución de la fertilidad diabetes y efectos al sistema inmunológico o respiratorio, según afirma la ONG.


Por otro lado, todo viene procesado supuestamente para facilitarnos la vida,  lo que no sabemos es que todos estos procesados tienen una gran cantidad de tóxicos, modificaciones genéticas, refinados, grasas trans, saturadadas, azúcares, …, que van a intoxicar nuestro organismo. Nadie nos cuenta que por comer este tipo de productos puedes enfermar, carnes hormonadas y con infinidad de antibióticos, eso sí, bonitamente presentadas en su envase y muy fáciles de cocinar para facilitarte la vida. Si retiramos todos los productos procesados de una gran superficie, todo lo que venga en una caja o que tenga más de dos ingredientes, nos quedaran sólo un par de productos, si encima retiras todos los que tengan pesticidas y sustancias tóxicas entonces no se salvan ni siquiera las frutas ni las verduras. Quizás si existe sección ecológica sobreviva alguno más, pero tendríamos un supermercado desértico, y nosotros tenemos la culpa, tenemos que coger las riendas de nuestra propia salud y reclamar alimentos de calidad, si el consumidor pide, las grandes agroalimentarias dan, ya que tú tienes el poder, porque tienes el dinero y la capacidad de elección. Debes coger las riendas de tu vida y realizarla de forma consciente, sabiendo que nutrientes son beneficiosos para tu cuerpo y te ayudaran a mejorar, recuperar tu salud o simplemente mantenerla, y con el tiempo modificarás tus hábitos de vida, y será algo normal, divertido, sabroso y sano, que conseguirás sin esfuerzo.


Como dijo Hipócrates, padre de la medicina, “que el alimento sea tu medicamento y que tu medicamento sea tu alimento”.


Por lo tanto el introducir y nutrir a tus células con alimentos de calidad, debe ser una prioridad, ya que mantendrás una vida saludable una calidad de vida espectacular al envejecer y también para tu familia. Al principio, es como todo, nos parece un  mundo porque nunca nadie nos habló de ello o simplemente ni nos interesó, pero a medida que te vas informando y cambiando hábitos de vida, se vuelve algo rutinario y sencillo en tu vida, llegarás a una felicidad que ni imaginabas por lo bien que te sentirás físicamente y mentalmente con este tipo de alimentación.


Tu  salud está en tus manos.


Y claro la gran pregunta, pero entonces qué como, es una pregunta que nos hacemos todos. Existen infinitud de recursos y alimentos que aparte de hacerte disfrutar, te harán tener una vida sana o recuperar la salud, la base de la alimentación debe ser siempre frutas y verduras,  hay mil formas de consumirlas de forma que estén deliciosas, por otro lado, están los deshidratados, los dulces sin culpa, fermentados, semillas, legumbres, pastas sin gluten, lácteos vegetales, que incluyen yogures fermentados o quesos deliciosos, embutidos vegetales, algas e infinitud de alimentos que ni te pasaban por la mente consumir, se harán tu rutina. Todo siempre desde un origen ecológico, porque el problema de la agricultura no ecológica es el hecho de el consumo de tóxicos y pesticidas, sustancias procancerígenas y propatológicas, que introduces en tu cuerpo y con las que tu organismo debe lidiar. Si no quieres llevar una dieta vegetariana podrás incluir el consumo de carne y pescado, pero siempre desde un punto de vista moderado y cuidando muy bien el origen de estos productos, para asegurarte que estén limpios de antibióticos, hormonas y otros tóxicos, que se les administran para la producción masiva, y que luego tú vas a introducir en tu organismo y éste absorberlos.


Tienes el poder de tu salud en tu plato cada día, ¿con que ingredientes decides poner en él? Puedes   elegir una medicina, y prolongar tu longevidad mejorando tu calidad de vida y tu salud, o un veneno a largo plazo. Tienes el poder de elegir, el poder de cambiar, en cada uno de nosotros está ese poder, y para cambiar el mundo y lograr el que deseamos, ese cambio debe de empezar por nosotros mismos.


Llénate de salud, de vida y energía, introduciendo alimentos llenos de vida, salud y luz en ti. Aliméntate de forma sana y consciente. Somos lo que comemos, ¿Qué eliges tú?


*no ecológicos analizados

            © Nerea de la Torre

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
©cocinacurativa ©Nerea de la Torre. Todos los derechos reservados. Contenido propiedad de su autor. Prohibida la reproducción total o parcial. ©Copyright 2018.